¿Que pasaría si un fabricante de motos se pasara a los coches? Algo parecido al Bultaco Linx, un biplaza con motor turboalimentado de gasolina 2.0 TSI, de 400 CV (de origen Volkswagen), y un peso de tan solo 800 kilos. 

Esta combinación, junto a una transmisión automática de doble embrague DSG, le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,7 segundos y alcanzar los 280 km/h. Es decir, sus prestaciones son comparables a las de todo un Ferrari. Por ahora es un prototipo, pero podría llegar a fabricarse en un futuro próximo.