Aunque pueda parecer que fue ayer, el último Land Rover Defender salió de la línea de producción de Solihull el 29 de enero de 2016... a los 68 años de edad.

Pues bien, parece que en la marca le han echado mucho de menos, porque esta misma semana, hemos conocido la llegada de una serie especial, limitada a 150 unidades, realmente especial. 

Dotado de una mecánica de aspiración atmosférica, con ocho cilindros y 5,0 litros de cilindrada, desarrolla una potencia máxima de 405 CV, lo que le convierte en el Defender más potente fabricado en serie en la historia de este modelo. 

En Reino Unido, su precio arranca en los 206.000 euros.

 y un par motor de 515 Nm. De esta forma, se convierte en el Defender más potente fabricado en serie en la historia de este modelo. Alcanza una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 170 km/h y acelera, de 0 a 100, en 5,6 segundos.