El Jaguar XKSS salió al mercado en 1957, como una versión de calle del D-Type, con el que Jaguar venció en las 24 Horas de Le Mans, en las ediciones de 1955, 1956 y 1957. 

En total, el proyecto original contemplaba comercializar 25 unidades, pero solo 16 llegaron hasta sus dueños. ¿Qué pasó con las 9 restantes? Reservadas para el mercado americano, sucumbieron a las llamas en el incendio de la fábrica de Browns Lane... y ahora, se han convertido en donantes del modelo revivido.

Así, tras 18 meses de trabajo y 10.000 horas de ensamblaje, los XKSS perdidos encontraron dueño, a cambio de 1,2 millones de euros. 

Recordemos que, al que muchos consideran el primer superdeportivo de la historia, contaba con un motor de seis cilindros y 3,4 litros, con 262 CV, que le permitía alcanzar los 230 km/h y acelerar de 0 a 100 en poco más de 5,5 segundos.