Presentado en la célebre feria Techno Classica de Essen 2017, en Alemania, el E-Type Reborn fue un programa de restauración, acorde a los estándares del coche en los años 60. Su objetivo estaba claro, dejar como nuevas 10 unidades previamente seleccionadas. 

En este caso, se mostró un ejemplar con carrocería coupé, motor 4.2 y pintura gris Opalescent Gunmetal.