El Chevrolet Trax, un todocamino compacto de 4,25 metros de largo, desembarcó en España durante el año 2013. Mecánica y estructuralmente similar al Opel Mokka de la época (el actual Mokka X), contaba con un precio de partida de lo más atractivo, que rondaba los 15.000 euros. 

En su momento, reflejaba todos los buenos valores de la Chevrolet 'europea': diseño atractivo, buena habitabilidad, un precio accesible... Cualidades que se combinaban con un catálogo de gama realmente completo. 

El SUV de la firma americana estaba disponible con tres motores, los mismo que su hermano alemán:dos de gasolina y uno turbodiésel. Entre los primeros, existía un 1.4 Turbo, de 140 CV, y un 1.6 atmosférico, de 115. Para los que buscaban gasóleo, la opción era el 1.7 Diesel, de 130 CV.Dependiendo de la versión, se podía escoger entre una caja de cambios manual y otra automática, ambas de seis velocidades, y entre tracción delantera y total. 

Con el fin de las ventas de la marca en Europa, en diciembre de 2015, dijo adiós a nuestro mercado, junto a otros dos modelos que bien podrían haber estado en esta lista: el Captiva y el Orlando.