Otro integrante de la firma italiana, que compartía desarrollo con el Suzuki SX4 (también desaparecido, en 2015). En este caso, se trataba de un ágil y ligero SUV, de corte urbano, que se defendía bastante bien fuera de la carretera. 

Declaraba 4,11 metros de largo y una distancia libre al suelo de 19 centímetros, llegó en el año 2006 y el listado de precios, en la última etapa, arrancaba en los 16.500 euros.

Con una carrocería 'envuelta' en diferentes protecciones plásticas, recibió su última actualización en el año 2012. Por aquel entonces, ofrecía una gama compuesta por dos mecánicas: una atmosférica de gasolina, de 120 CV, y otra turbodiésel, de 135 CV. Solo esta última permitía escoger entre tracción total o delantera.