Embelesados por la presencia de los nuevos 2008, 3008 y 5008, habíamos pasado por alto un hecho importante: el Peugeot 4008 desapareció de la web comercial de la firma francesa hace unos meses... sin hacer ruido. Algo que, en poco tiempo, parece que también le sucederá a su hermano de Citroën, el C4 Aircross. 

A la venta desde algo más de 30.000 euros, sin descuentos, ofrecía dos motores turbodiésel, de 114 y 150 CV, que se combinaban con la tracción total y una caja de cambios manual, de seis marchas.