En marcha, este BMW Serie 7 muestra un refinamiento y unas prestaciones excepcionales: su mecánica V12 biturbo, de 6,6 litros y 610 CV de potencia, le permite impulsar sus más de dos toneladas, de 0 a 100 km/h, en 3,7 segundos, al tiempo que es capaz de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada).