Si estás buscando un superdeportivo que incluya un motor de gasolina, con arquitectura V12 y aspiración atmosférica, el Lamborghini Aventador S debería aparecer en primera posición.

Su propulsor de 6.498 cm3 desarrolla 740 CV de potencia a 8.400 rpm y un par máximo de 690 Nm, a 5.500 rpm. ¿Sus prestaciones? La aceleración de 0 a 100 km/h es de 2,9 segundos y alcanza 350 km/h de velocidad máxima.