El sucesor del F12berlinetta es uno de los automóviles más recientes en incorporar un propulsor V12 de aspiración atmosférica. En concreto, se trata de un bloque, con 6,5 litros de cilindrada, capaz de desarrollar 800 CV y 718 Nm...

Gracias a ello, este supercoche, dotado de propulsión trasera, acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 340 km/h