En Landaben, Navarra, se construye el Polo... y su versión más deportiva, el Volkswagen Polo GTI 2018.

Con un precio de partida de 26.330 euros, la versión GTI opta por un motor 2.0 TSI, similar al del propio Golf GTI, aunque ‘rebajado’ a 200 CV de potencia. Disponible con cambio manual o con la transmisión automática de doble embrague DSG, por el momento, no se han facilitado datos de prestaciones ni consumo.

Eso sí, cuenta con la suspensión Sport Select, que rebaja la altura del chasis en 15 milímetros, así como con una estética propia, que se distingue por elementos exclusivos como la parrilla, los paragolpes, los grupos ópticos, los tubos de escape, las llantas de aleación (de serie, de 17 pulgadas) o la tapicería Clark.