¿Qué cambia en el interior?

Lo cierto es que mirando fijamente hacia el salpicadero… no cambia demasiado respecto al de un Yaris de tres puertas. Sí lo hacen los asientos, desarrollados por Toyota Boshoku. Por otro lado, el volante de pequeño diámetro procede directamente del GT86.

También se incluyen otros detalles rácing, como unos pedales de aluminio o costuras en color rojo en los asientos, que contrastan con el tono negro dominante en el habitáculo.