Así es su motor

Bajo el capó, el Toyota Yaris GRMN incorpora el propulsor 2-ZRFE, de 1.798 cm3, fabricado por Toyota Manufacturing y puesto a punto en colaboración con Lotus.

Esta mecánica desarrolla 212 CV a 6.800 rpm y un par máximo de 250 Nm a 4.800 vueltas y, gracias a la incorporación de un compresor Magnusen Eaton, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y alcanzar 230 km/h.