Porsche 959 (1986)

Cuando, en los años 80, el Grupo B de rallies estaba en pleno apogeo, todos los fabricantes querían estar presentes en esa categoría. Para entrar en ella, la marca alemana creó uno de sus automóviles más legendarios que han existido: el Porsche 959.

Dotado de tracción total y ayudas a la conducción con las que el resto de coches de los años 80 solo podrían soñar, cualquier unidad que encuentres te costará millones de euros. Eso, suponiendo que te topes con una, ya que solo se fabricaron 337 ejemplares de este Porsche (además de otras ocho, después de que cesase oficialmente la producción del modelo). ¿Sus prestaciones? Los 450 CV de su bloque de seis cilindros bóxer, con 2.849 cm3 y dos turbocompresores KKK, le permitían alcanzar los 315 km/h.