Si hay una marca todoterreno por excelencia, esa es Jeep. Y, dentro de su gama, el mejor vehículo para salir al campo, sean cuales sean las condiciones, es el Wrangler. A la espera de que llegue el nuevo modelo (en otoño), su última generación data del año 2007, si bien fue convenientemente actualizada en 2011. Este restyling incluyó cambios estéticos, mejoras de equipamiento y, sobre todo, más potencia en el motor turbodiésel 2.8 CRD, que pasó de 177 a 200 CV

La gama del modelo estadounidense se compone de dos carrocerías, de tres y cinco puertas (Unlimited), con 4,22 y 4,75 metros de longitud, respectivamente. Los motores son el turbodiésel antes mencionado y un gasolina V6, de aspiración atmosférica, con 3,6 litros y 284 CV. Por su parte, el cliente puede escoger entre los acabados Sport, Sahara, Rubicon y Night Eagle. 

Todas las variantes incorporan un sistema de tracción total conectable y reductora. En el caso del Rubicon, añade bloqueos de los diferenciales delantero y trasero. Como curiosidad, pueden elegirse diferentes tipos de techo: lona, duro desmontable, fijo... El precio base en España de este 4x4 histórico se sitúa en 39.700 euros