Llegamos a los dos coches que no han variado sustancialmente ¡desde el siglo XX! El primero de ellos es el modelo japonés, un vehículo ideal para superar cualquier tipo de dificultad off-road. Sus contenidas dimensiones, su liviano peso y, por supuesto, su tracción total conectable y reductora, le convierten en un todoterreno pequeño... pero matón. Desde luego, resulta ideal para prepararlo con algo de dinero extra y transformarlo en un 'trepamuros'. 

La actual generación del modelo nipón se alarga desde 1999. En la actualidad, se vende únicamente con un propulsor de gasolina atmosférico, de 1,3 litros y 85 CV. Entre los acabados, hay cuatro opciones: JX, Ranger, JLX y Mode 3. La altura libre al suelo alcanza los 19 centímetros y no cuenta con bloqueos de diferencial. 

Los precios dan comienzo en unos espectaculares 13.695 euros. Si eres un aficionado a salidas camperas y quieres un coche eficaz y robusto en estas lides, apunta el japonés. No obstante, puedes esperar al Jimny 2018, por si te interesa una estética aún más rectilínea.