Land Rover Discovery 2018

Tal vez no sea tan exclusivo como un Range Rover, pero es uno de los TT más recomendables cuando se abandona el asfalto. En campo, emplea el control dinámico de la conducción Terrain Response 2, dotado de los programas Hierba/Gravilla/NieveBarro/SurcosArena y Rocas, que le permiten avanzar, sin problemas, por superficies muy dispares. Además, las unidades equipadas con suspensión neumática pueden modificar la altura de la carrocería para ganar altura libre al suelo.

Por otro lado, el Land Rover Discovery 2018 es uno de los pocos modelos dotados de un control de velocidad de crucero adaptativo off road, denominado All-Terrain Progress Control, que permite arrancar sin patinar sobre superficies deslizantes y mantener una velocidad constante, entre 3,6 y 30 km/h, cuando se circula por terrenos complicados. De este modo, el conductor tan solo debe preocuparse de dirigir el vehículo para evitar los obstáculos. Y, por supuesto, puede equipar reductora.