Probablemente, existan pocos coches clásicos más emblemáticos que el Volkswagen Beetle. De ahí que, al equiparlo con un motor eléctrico, se consiga conformar un conjunto todavía más exclusivo.

Los responsables de esta preparación son también los especialistas de Zelectric Motors, que han optado por una unidad de potencia de 85 CV y 163 Nm de par, asociado a una batería de 22 kWh de capacidad. Trabajando en conjunto, le permiten alcanzar los 145 km/h, acelerar de 0 a 100 en 11 segundos y circular durante unos 170 kilómetros.