Otro modelo retro que optó por la electrificación. Presentado en el salón de Ginebra de 2012, este prototipo nos sorprendió por la moderada potencia de su motor eléctrico, cerca de 160 CV, pero también por sus grandes prestaciones: 185 km/h de velocidad máxima, 6,0 segundos en la aceleración de 0 a 100 y 195 kilómetros de autonomía.