Mercedes-Benz GLK 

El Mercedes-Benz GLK llegó al mercado en 2008, para competir contra los BMW X3 y Audi Q5. En el apartado del diseño, este modelo, que durante años fue el SUV más pequeño de la compañía alemana, adaptó una imagen cuadrada, inspirada en el Clase G.

Durante su vida recibió un restyling en 2012 y, en 2015, dejó de comercializarse. ¿La razón? La aparición del actual Mercedes-Benz GLC.