Abarth 500

Apareció en 2008 y, en el momento de su lanzamiento, era el urbano más deportivo que se podía comprar (algo que es extensible al actual Abarth 595). Sin duda, se trataba de un modelo pequeño, pero tremendamente rápido y exigente con su conductor.

Por otro lado, a lo largo de su vida, este pequeño italiano contó con versiones todavía más radicales, como el 695 Tributo Ferrari o el 695 Biposto