El SUV más grande de KIA es el encargado de cerrar la lista y el único que supera la barrera de los 30.000 euros. Con una longitud de 4,78 litros y un maletero de 605 litros, también parece una opción óptima para familias numerosas... o que viajen con mucho equipaje. 

Al igual que el SsangYong, también se decanta por una mecánica de ciclo diésel, el 2.2 CRDi, aunque sus 200 CV de potencia le permiten colocarse como la opción más potente de todas las analizadas. 

De este modo, aunque su peso es elevado, alcanza los 203 km/h y acelera de 0 a 100 en 8,7 segundos, siempre unido a una transmisión manual, de seis marchas. Además, ofrece un consumo medio oficial muy razonable: 5,7 litros cada 100 kilómetros.