En el caso del SUV coreano, se da una curiosa circunstancia: recurre a un bloque turbodiésel y a la propulsión trasera, algo que no hace ningún otro de los modelos comparados. Además, en el caso de financiar su compra, se podrían rebajar otros 2.000 euros adicionales. Eso sí, debemos anunciar que su sustituto llegará al mercado, con total probabilidad, a finales de año.  

Centrándonos en el modelo que todavía se vende, cuenta con un motor de gasóleo de 2,2 litros y 178 CV, denominado D22T, que le permite alcanzar los 192 km/h y consumir 6,8 litros cada 100 kilómetros. Respecto a la capacidad del maletero, declara unos más que destacables 680 litros. 

El acabado que luce es el conocido como Premium, que incluye de serie una caja de cambios manual, de seis marchas.