Bien, hemos hablado de que Vatanen se hizo con el triunfo en 1987, pero tampoco está de más recordar que se trataba de su primera competición, tras el grave accidente que sufrió, un año y medio antes, en el Rally de Argentina (también corriendo para Peugeot). "Esa victoria solo fue un bonus. La victoria real es que yo había vuelto a la vida", llegó a reconocer.