Antes de los tiempos de Peugeot como equipo oficial, ya hubo algún coche de la firma del león que se animó a disputar la prueba. Por ejemplo, en la primera edición, celebrada en 1979, salieron a carrera ocho coches, repartidos entre 404 y 504 (actualmente, dos venerables clásicos).