Ha sido la elección más mayoritaria: la aparición del polaco en varios test durante todo 2017 ha sido votado como el regreso del año, con un 73,9% de los votos, frente a la vuelta de Sebastien Bourdais a la IndyCar tras su grave accidente, con un 9,1%.