1.- Tesla Model S 100D 2018

  • Autonomía: 613 kilómetros
  • Capacidad de la batería: 100 kWh
  • Aceleración 0-100 km/h: 2,7 segundos
  • Velocidad máxima: 250 km/h (autolimitada)
  • Potencia: 612 CV

El Tesla Model S 100D 2018 consigue algo realmente increíble: ser, al mismo tiempo, el coche eléctrico más rápido del mundo y el que ofrece una mayor autonomía. Es más, este Tesla podría recorrer más kilómetros sin repostar, que cualquier superdeportivo con motor térmico de potencia similar.