Con esta edición especial del Mégane, la firma francesa celebraba el título de 2006, el segundo cosechado por Fernando Alonso. Su inclusión, además, se debe a que empleaba el mismo nombre que el monoplaza del asturiano: R26.

Dotado de un motor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros y 230 CV, se distinguía por la pintura exclusiva Amarillo Racing, las llantas de aleación en tono antracita, el chasis Cup y la incorporación de un diferencial autoblocante.