Cuando Chevrolet quiso relanzar el Camaro, lo hizo con un golpe maestro: lanzarlo como Bumblebee, uno de los protagonistas de Transformers.