Frente al Esprit SE de Pretty Woman, nos quedamos con el que empleó Roger Moore en una de las películas de 007. ¿El motivo? Salta a la vista: se podía convertir en submarino...