7.- Mercedes-AMG C 63 S Estate: 4,1 segundos

Otra vez un Mercedes-AMG en esta lista, aunque, en esta ocasión, está impulsado por uno de los motores más novedosos de la compañía: el propulsor 4.0 V8 biturbo de 510 CV. La verdad es que nos gustaría ver a dónde podría llegar, si el limitador electrónico de velocidad no detuviera la aguja del velocímetro a 250 km/h...