El Crossland X es otro de los modelos de Opel que se ensambla en la insigne planta de Figueruelas, inaugurada por el rey Juan Carlos I, en 1982.

Construido sobre la plataforma modular EMP2, de origen PSA, el sustituto del Meriva también opta por motores vistos en Citroën y Peugeot, con potencias que se mueven entre los 82 y los 130 CV. 

En este caso, con un precio base de 18.042 euros, solo puede escogerse con tracción delantera, aunque es cierto que permite decidirse entre cambio manual y automático.