Otro modelo de Renault y otra fábrica española. Sí, hablamos del Kadjar y de Palencia. En este caso, la factoría, que fue fundada en 1978, cuenta con 323.081 m2 de extensión y exporta el 85% de su producción.

Dejando a un lado el Mégane, que también se ensambla allí, diremos que el Kadjar es un SUV compacto, de 4,45 metros de largo, que comparte plataforma y múltiples elementos mecánicos con el Nissan Qashqai.

Dicho esto, el representante galo ofrece cuatro propulsores, dos de gasolina y otros dos turbodiésel, entre 110 y 165 CV, así como tracción delantera y total. Respecto al cambio, puede ser manual y automático: con variador continuo X-Tronic o con doble embrague EDC.

Para finalizar, diremos que disfruta de 472 litros de maletero, tres acabados y una tarifa inicial de 22.235 euros.