La nueva entrega del todoterreno coreano podrá elegirse con cinco y siete plazas, y conserva como opción mecánica el motor turbodiésel de 2,2 litros, potenciado a 181 CV (actualmente, desarrolla 178). De serie, este bloque trabaja con una caja manual de seis marchas. En el apartado tecnológico, estrena una pantalla táctil de 8,0 pulgadas.