El Volkswagen Golf R cuenta con 310 CV, aunque solo ofrece variantes con tracción total 4MOTION. Y hablamos de variantes en plural porque, al igual que el León CUPRA, ofrece tres tipos de carrocería: tres y cinco puertas y familiar, denominada Variant.

Mecánicamente, el Volkswagen Golf R es idéntico al León CUPRA y al Audi S3 (del que hablaremos más adelante). Para obtener los 310 CV y 400 Nm de par, se recurre al propulsor 2.0 TSI. Lo que queda a elección del conductor es optar entre una caja de cambios manual, de seis marchas, o la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete.

Como es lógico, más potencia y par se traducen en unos mejores datos de prestaciones: 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y 4,6 segundos en la prueba de aceleración de 0 a 100. En el mejor de los casos, el consumo medio oficial es de 7,0 litros cada 100 kilómetros.

Dicho esto, solo nos queda anunciar los precios de la gama: 44.365 euros, para el tres puertas, 45.075 euros, para el de cinco, y 46.950, para el familiar.