Gracias a su destacada altura libre al suelo, con el todoterreno estadounidense se puede grabar mientras supera los obstáculos off road más complicados. 

El vehículo incluye un sistema automático de inflado y desinflado de los neumáticos, para optimizar la motricidad independientemente del terreno. Al igual que en el Porsche, el techo permite acoplar una amplia variedad de grúas y de cámaras.