Filmotechnic USA dispone de esta 'bestia' para aquellos productores que necesitan grabar fuera del asfalto o, según la propia compañía, "en terrenos más desafiantes que las calles cotidianas". El pick-up está dotado de un motor V8, sobrealimentado por un compresor y potenciado por Roush Performance, que entrega más de 600 CV

La empresa asegura que, con él, se logran tomas sin ningún tipo de vibración, independientemente del terreno por el que circule.