Sí, los coches familiares pueden servir para realizar vídeos. De hecho, son los que tienen más sentido en este tipo de trabajo... La compañía The Ultimate Arm usa este modelo, porque considera que es perfecto para filmar en carreteras, circuitos y caminos. 

Lleva un motor V8 potenciado a más de 700 CV y suspensión adaptativa reforzada, de ahí que la empresa lo sitúe como uno de los vehículos-cámara más recomendables del mercado.