Sin duda, la ansiedad, los mareos y los vómitos son los principales problemas a los que se enfrenta nuestro mejor amigo en un viaje en automóvil.

"El perro debe estar en ayunas un mínimo de dos horas antes del viaje. Hay que darle solo agua fresca y administrarle un antihemético para impedir los vómitos y mareos”, afirma Armand Tabernero, veterinario. Y continúa: “Para mitigar la ansiedad, existen medicaciones naturales como valeriana o pasiflora que no causan efectos secundarios”.