La versión más práctica del utilitario español no forma parte de la quinta generación del modelo. El nuevo Arona ha provocado su desaparición, a pesar de ofrecer un maletero más que interesante, con 430 litros. Básicamente, era un coche fantástico para familias con niños pequeños o gente con aficiones al aire libre, como la acampada o el ciclismo.

El representante español ofrecía una habitabilidad semejante a la versión de 5 puertas, excepto en las plazas traseras, donde había unos centímetros extra en la cota de altura. Entre sus principales rivales, se encontraban el Renault Clio Sport Tourer y el Skoda Fabia Combi, que se mantienen en el mercado (por ahora), a pesar de contar también con alternativas SUV.