Jochen Rindt - En la F1, conduciendo el famoso Lotus 72C, realizará en 1970 una temporada casi perfecta que le otorgará el título, aunque fue una triste coronación: falleció en Monza, a tres carreras del final de temporada. Es el único campeón póstumo de la Fórmula 1. Ese año ganó el GP de Mónaco. En su carrera, también corrió dos veces las 500 Millas de Indianápolis, con un 24º puesto como mejor

España
Nuestras ediciones internacionales