1.- Aceite. Debes comprobar su nivel a través de la varilla. Para ello, con el motor frío y en una superficie llana, saca la varilla, límpiala, vuelve a introducirla y sácala de nuevo. El nivel debe estar entre los valores 'Max' y 'Min'. Por otro lado, algunos automóviles como los Land Rover o Jaguar, tan solo permiten chequear el nivel de aceite desde la instrumentación. 

2.- Anticongelante. Es un líquido de color rosa o verde que, por lo general, se ubica en un depósito transparente, a uno de los lados del vano motor. Al igual que el aceite, sus niveles deben situarse entre el mínimo y el máximo. ¡¡Ojo!! No lo abras nunca si el motor está caliente, ya que podrías quemarte.

3.- Líquido limpiaparabrisas. En esta época del año, es habitual que el parabrisas se congele, por eso, te recomendamos que llenes su nivel hasta el tope. Algunos de estos líquidos tienen propiedades anticongelantes y te ayudarán a descongelar el cristal, en caso de que sea necesario.