Con genética del Grupo PSA, el nuevo utilitario alemán incluirá una versión eléctrica, además de las clásicas variantes de combustión, a partir de bloques de gasolina y ciclo diésel PureTech y BlueHDi.  

Afortunadamente, su producción seguirá siendo tarea de la planta aragonesa de Figueruelas.