Solo se fabricarán 50 ejemplares.

Aunque muchos puedan pensar que el futuro de preparadores como BRABUS corre peligro con la inminente llegada de los vehículos eléctricos, nada más alejado de la realidad. Sirva como ejemplo su último proyecto, basado en el smart EQ fortwo, el urbano ecológico alemán.

En esta ocasión, los especialistas en preparaciones han obrado su magia con un smart EQ fortwo Cabrio, añadiendo más exclusividad y potencia.

Galería: Brabus 92R

El denominado BRABUS 92R representa el concepto de 'supercoche para la ciudad', gracias a un nuevo modo de conducción mejorado 'Sport+', que eleva la potencia máxima disponible hasta los 92 CV y el par motor hasta los 180 Nm.

El preparador afirma que el modelo de cero emisiones es capaz de firmar la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos, mientras que la velocidad máxima se mantiene inalterada hasta un máximo de 130 km/h (autolimitada).

BRABUS afirma que el llamativo exterior se debe a funciones aerodinámicas, mientras que el splitter delantero central y los nuevos paneles laterales añaden otros detalles de contraste. Toda la parrilla se ha rediseñado para adaptarla a su aspecto más deportivo y, en la parte trasera, hay un nuevo difusor que completa esa nueva imagen.

En el habitáculo, el biplaza alemán dispone de tapicería de cuero rojo, exclusiva de BRABUS, con costuras negras y logotipos de BRABUS impresos en los respaldos. La capota eléctrica del descapotable presenta la misma combinación de colores ya conocida.

Brabus 92R

Además de la mayor potencia del motor eléctrico, el 92R se beneficia de otras mejoras de rendimiento. Entre ellas se encuentra una nueva suspensión deportiva, de tipo 'coilover', que ha sido diseñada y calibrada para la combinación específica de ruedas y neumáticos del coche y su peso.

Brabus 92R

BRABUS promete que la configuración de la suspensión revisada proporciona "una combinación excepcional de manejo ágil y seguro, y una alta calidad de conducción". Todo un desafío para un vehículo de estas dimensiones y con una clara pretensión deportiva.

Brabus 92R

El preparador alemán de Bottrop tiene previsto construir solamente 50 ejemplares del 92R, cada uno de los cuales tiene un precio base de 46.284 euros. El coche viene equipado de serie con un motor eléctrico síncrono trifásico, con nuevos módulos de control específicos de BRABUS, así como con elementos interiores como aire acondicionado, equipo de sonido y sistema de navegación.