Aunque pesa como una maxi-enduro, tiene un motor de media cilindrada para 'principiantes'. Además, cuenta con el aspecto de una trail aventurera, a pesar de que no llega a los 50 CV de potencia. Hablamos de la Benelli TRK 502, una moto que se ha vendido mejor de lo esperado en 2020.

Tanto ha sido así, que en mercado europeos como el italiano se ha convertido en la moto más adquirida, en 2020, superando a modelos con nombres míticos como la Honda Africa Twin o la BMW R 1250 GS.

Por supuesto que su precio de partida es un factor determinante, pero no es el único que ha cimentado su éxito. Vamos a desgranar algunas de las virtudes que acompañan a la auténtica sorpresa de 2020, en lo que a motos se refiere.

Galería: Benelli TRK 502 2021

La Benelli TRK 502, junto con su hermana naked Leoncino, fue presentada allá por 2017, coincidiendo con el nuevo rumbo del fabricante de Pesaro tras la adquisición por parte del gigante chino Qianjiang, dos años antes.

La aventurera debutó en el salón EICMA de 2016 como prototipo, asociada a un motor bicilíndrico en línea de 499 cm3, que aún hoy mantiene, con dos versiones: una road tourer con llantas de doble aleación de 17 pulgadas y la X, con llantas de radios y de 19 pulgadas en la parte delantera.

Con sus 35 kW, o 47 CV, es apta para ser conducida con el carnet de moto A2, pero desde sus principios ha destacado por su tamaño y por el magnífico chasis, que ayudan a contener el peso del conjunto y dejarlo en 235 kilos en seco. 

Sin embargo, aquí estamos para contarte los pros y contras de esta moto y vamos a hacerlo. La postura de conducción de la TRK 502, cómplice de su tamaño, se traduce en mucha comodidad. Los avanzados reposapiés y el manillar ajustable (desde 2020), junto con el nuevo sillín, le permiten encontrar una óptima posición inmediatamente. Además, la protección aerodinámica es elevada.

Benelli TRK 502 2021

Sin embargo, la iluminación de las piñas de mandos de los puños no está a la altura y en viajes nocturnos echaremos en falta un poco más de luz. Asimismo, la altura del sillín puede resultar un inconveniente en las maniobras a baja velocidad, para aquellos pilotos de menor estatura.

De hecho, la versión 2020 introdujo un dial de fondo blanco que hace más fácil su lectura. Y hasta en los detalles parece haber mejorado: los guardamanos con banda de aluminio, los nuevos plásticos y los acabados negros en la suspensión, el motor y el cuadro son algunas pruebas de ello.

Benelli TRK 502 2021

Otras de sus ventajas en el uso diario son su buena predisposición al tráfico urbano, con mucho ángulo de dirección, un embrague suave e intuitivo y unas suspensiones capaces de superar muchos obstáculos. En resumen, es una moto muy estable.

En carreteras de curvas, la moto italiana compensa la falta de par de su motor bicilíndrico, con una óptima precisión a la hora de encarar los virajes y de salir de ellos, lo que le permite un paso por curva mucho mejor de lo que sus 47 CV pudieran presagiar.

Benelli TRK 502 2021

Para aumentar el ritmo solo hay que jugar con la caja de cambios, que resulta ser bastante precisa, pero es esencial tener en cuenta que el sistema de frenado no es particularmente potente, aunque sobresale por su modulabilidad.

En resumen, un precio contenido (desde 5.999 euros, 6.599 en la versión X) siempre es un buen aliciente, pero en este caso no debe entenderse solo como el principal reclamo. El mérito del fabricante de Pesaro es haber conseguido crear un producto tan equilibrado y ofrecerlo por un precio contenido. Digamos que, en el caso de la Benelli TRK 502 2020, la forma, el fondo y el precio son un todo.

Fuente: Omniauto.it