El objetivo de la DGT es evitar las maniobras de zigzag de las motos entre el tráfico, una conducción peligrosa y sancionable.

Según ha hecho saber la Dirección General de Tráfico, a través de su revista y de sus perfiles en las redes sociales, se va a permitir que los motoristas circulen por el arcén, de cara al año 2021.

Esta medida especial, que da respuesta a las reiteradas peticiones del sector de la moto, podrá llevarse a cabo solo en supuestos concretos, como son las retenciones de tráfico.

Del mismo modo, se ha establecido la velocidad máxima a la que podrá hacerse, cifrada en 40 km/h, para que la solución no sea todavía más peligrosa que la problemática previa.

Galería: Kymco DT X360 2021

Con esta medida, la DGT quiere evitar una tendencia peligrosa y habitual entre algunos (que no todos) usuarios de motos: las continuas maniobras de zigzag entre el tráfico.

Sin duda, es una práctica que roza lo temerario, ya que un cambio de dirección rápido entre coches, que no se esperan la aparición de una moto, puede dar lugar a un grave accidente. De ahí que esté fuertemente sancionada, con 500 euros y la pérdida de seis puntos del carné.

 

Según se ha comunicado, esta nueva medida se suma a otras previstas por la DGT de cara a mejorar la seguridad de los motoristas, un colectivo que concentra una alta tasa de siniestralidad.

Hablamos, por ejemplo, de la obligación de circular con guantes o, sin ir más lejos, de la puesta en marcha de cursos de conducción segura, que permitirán sumar puntos del carné.

Medidas para incrementar la seguridad en un sector, como es el de la moto, que se está convirtiendo en una nueva e interesante solución de movilidad para cada vez más gente. Sobre todo, en el entorno urbano.

Fuentes: Revista DGT y DGT vía Twitter