Por un momento, ponte en el papel de un amante absoluto de los superdeportivos de Lamborghini, que dispone de un presupuesto prácticamente ilimitado, para encargar a los responsables de la firma de Sant'Agata Bolognese un modelo único y creado a medida.

Pues según parece, esto es lo que ha pasado con un 'one-off' tan especial y extremo como el Lamborghini SC20, una exclusiva 'barchetta', sin techo ni parabrisas, que sirve para demostrar el buen hacer de dos departamentos de la marca: Squadra Corse y Centro Stile.

A fin de cuentas, en el SC20 han plasmado todo lo que se le pide a un coche de circuito, pero brindando a su afortunado propietario la oportunidad de poder matricular el coche para circular con él por vías abiertas al tráfico. ¿Resultado? Una de las creaciones más bellas y veloces de los últimos años.

Galería: Lamborghini SC20

En el Lamborghini SC20 confluye lo mejor de los hipercoches de la marca, ya sea de calle o de circuito. Estamos hablando desde el SC18 Alston hasta el Veneno Roadster, pasando por el Aventador J, el Concept S y el Diablo Roadster.

Todo esto, sin olvidar que hablamos de un modelo dotado del afamado propulsor V12 de gasolina de la marca, atmosférico y con 6,5 litros de cilindrada, que genera 770 CV de potencia y 720 Nm de par máximo.

¿Cómo mejorar el conjunto, todavía más? Pues con una carrocería de fibra de carbono muy especial, completamente abierta y con una aerodinámica propia del mundo de la competición.

El reto al que se ha enfrentado (y superado) Lamborghini fue hacer realidad el sueño de un cliente visionario, que quería algo único a toda costa. Un camino complicado, no cabe duda, pero que desembocó en el SC20, en un proceso que involucró al futuro dueño desde los primeros bocetos, que salieron del lápiz del número uno del Centro de Stilo, Mitja Borkert.

Lamborghini SC20

Lamborghini SC20: aerodinámica de carreras... sin parabrisas

Con toda la ingeniería de la marca detrás, el SC12 ofrece la aerodinámica propia de un modelo de competición, empezando por una elaborada carrocería de fibra de carbono y siguiendo por elementos como un cuidado splitter frontal, tomas de ventilación al estilo de las del Huracán GT3 Evo y detalles 'esculpidos' que recuerdan al Essenza SCV12.

La zaga está dominada por un voluminoso alerón de carbono que se puede ajustar en tres posiciones: Basso, Medio y Alto. La pintura Bianco Fu se ha creado en exclusiva para el cliente, y al igual que el color secundario, conocido como Blu Cepheus, 'saltan' al habitáculo, donde se combinan con los denominados Nero Cosmos y Bianco Leda.

Lamborghini SC20

En la cabina totalmente abierta del Lamborghini SC20, la estrella absoluta es la fibra de carbono, presente en cada detalle y acabado, hasta en la estructura de los asientos, que quedan cubiertos de cuero y Alcántara.

Como curiosidad, diremos que el aluminio solo se emplea en las manillas interiores de las puertas, mientras que las salidas de aire del sistema de climatización se han creado mediante impresión 3D.

Lamborghini SC20

Lamborghini SC20, 770 CV y tracción integral

El motor de 770 CV se asocia a la caja de cambios manual-pilotada con embrague robotizado ISR, de siete velocidades y optimizada acorde al rendimiento del SC20, un modelo que descarga toda su potencia al suelo a través de un sistema de tracción a las cuatro ruedas (como el Aventador, que es su 'progenitor'), dotado de un diferencial central electrónico.

En este sentido, también ponen de su parte los neumáticos Pirelli P Zero Corsa, que se montan sobre llantas de aleación monotuerca, de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 en el posterior.

Al igual que las prestaciones, el precio del Lamborghini SC20 es todavía un absoluto misterio, pero teniendo en cuenta los antecedentes y los rumores sobre lo que costó SC18 Alston, es posible que la cifra no esté lejos de los 6 millones de euros.