La movilidad eléctrica es una cuestión cada vez con más peso en el debate público y en la industria del automóvil. Cuando, además, introducimos el tema de las áreas naturales protegidas, caben pocas dudas sobre la idoneidad de utilizar este tipo de vehículos ecológicos en esos parajes naturales. Nissan y el Gobierno italiano tienen un plan al respecto.

En este sentido, en Italia parece que lo tienen claro y el el cuerpo de los Carabinieri acaba de recibir 52 ejemplares del Nissan LEAF, que entrarán en servicio en zonas protegidas como son los Parques Nacionales y Biodiversidad en Reservas Naturales Estatales del país transalpino.

Galería: Nissan Leaf de los Carabinieri italianos

El Nissan LEAF representa el primer coche eléctrico de la flota del cuerpo policial, hasta ahora solo equipado con vehículos con motores de gasolina y de ciclo diésel.

Las primeras unidades del vehículo eléctrico se entregarán a finales de enero de 2021. Serán seguidos por otros lotes, para sumar un total de 104 LEAF.

"Esta medida forma parte de las iniciativas adoptadas en las zonas naturales más ricas de Italia, confiadas a la protección y gestión de los Carabinieri, para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la lucha contra cambio climático en las zonas protegidas de interés nacional y comunitario", afirmó el General de los Carabinieri, Ciro D'Angelo.

Nissan Leaf Carabinieri

Presentado originalmente hace 10 años, el Nissan LEAF ha sentado las bases de los coches eléctricos actuales, con líneas especiales pero convencionales y una mayor autonomía a lo largo de los años, hoy en día cifrada en 350 kilómetros gracias a las nuevas baterías de 62 kWh de capacidad.

Alimentado por un motor eléctrico con una potencia de 217 CV (160 kW) y 340 Nm de par motor, el vehículo oriental ofrece un sistema de tracción delantera, junto con una caja de cambios automática de una velocidad.

Nissan Leaf Carabinieri

En términos de recarga de energía, el LEAF necesita unas cinco horas para estar listo a través de un Wallbox de 7,5 kW, mientras que con un punto de recarga rápido de 50 kW, ese tiempo se reduce a unos 50 minutos. En cualquier caso, si la conexión se realiza con un enchufe doméstico de 3 kW, la recarga completa de la batería puede demorarse hasta las 13 horas.