Según una nueva información, tanto el Passat como el Arteon no sobrevivirán a la moda de los SUV y al empuje del mundo eléctrico.

Tras ocho generaciones y más de cuatro décadas de historia, en las que se han vendido más de 30 millones de unidades del modelo, puede que estemos cerca de decir adiós a uno de los vehículos más importantes y con más tradición del gigante de Wolfsburgo: el Volkswagen Passat.

Al menos, si tenemos en cuenta una nueva información adelantada por Automotive News, de la que se hacen eco nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos.

En ella, se afirma que Volkswagen habría decidido poner fin a la producción del modelo europeo de cara al año 2023, en una apuesta similar a la llevada a cabo con el Passat que se fabrica y comercializa en Estados Unidos.

Galería: Primera prueba Volkswagen Passat 2020

El lado positivo de esta noticia es que la desaparición no sería total, ya que la variante familiar del modelo, el Passat Variant, sí que continuaría formando parte del catálogo de la marca. De hecho, esta versión resulta mucho más popular en la mayoría de mercados europeos.

Del mismo modo, se trataría de poner fin a la 'canibalización' con otra berlina del Grupo Volkswagen, como es el Skoda Superb. De hecho, según afirma Automotive News Europa, podría llegar a darse el caso de que se llegara a una especie de 'reparto amistoso' de mercados.

Así las cosas, el sedán checo podría hacerse fuerte en los países de Europa central y oriental, donde los modelos de tres volúmenes siguen teniendo tirón, mientras que el Passat Variant  tendría la oportunidad de seguir conquistando a los conductores de Europa occidental

En cualquier caso, no hace falta decir que el mayor enemigo del Passat no es su homólogo checo, sino la proliferación de infinitos todocaminos, ¿verdad? Un tipo de coche que, da igual el tamaño o la condición, cada vez aglutina más ventas en el Viejo Continente.

De hecho, en la información original se habla de que Volkswagen llevará a cabo un esfuerzo todavía mayor en incrementar su gama de modelos SUV, así como la familia de coches eléctricos ID. De ahí que el Arteon, así como su variante Shooting Brake, tampoco vayan a tener una nueva generación.

Todo apunta a que el sustituto natural de todos estos modelos sea el nuevo Volkswagen Aero, un futuro modelo eléctrico, de tres volúmenes, que debería entrar en producción ese mismo año 2023, en la factoría alemana de Emden. Del mismo modo, se espera una variante 'wagon', basada en el concept ID Space Vizzion.

Fuente: Automotive News, vía Motor1.com Global

Galería: Prueba Volkswagen Passat Variant GTE 2020