En Motor1.com nos encantan las locuras sobre ruedas y, de hecho, estamos acostumbrados a ver todo tipo de coches tan brutales como absurdos. Pero el Ford MUDstang que te vamos a presentar nos ha sorprendido tanto, que podría situarse en la cima de nuestra clasificación. 

Si piensas en un automóvil para afrontar una cuesta repleta de barro, posiblemente el Ford Mustang sería uno de tus primeros descartes. Lógico, aunque la preparación MUDstang (ya sabes que mud significa barro) demuestra que con más potencia, más anchura de vías y unos enormes neumáticos, se puede llegar al fin del mundo. 

Galería: Ford Mustang 2018: primera prueba

El motor es el 'Coyote' V8, de 5,0 litros de cilindrada, que tras una notable modificación, declara alrededor de 1.200 CV. El principal 'secreto' reside en la adopción de dos turbocompresores, sin desmerecer las salidas de escape montadas en el capó, al más puro estilo Mustang Hoonicorn de Ken Block.

Quizá este propulsor no ofrezca el mejor par posible a bajas revoluciones, algo ideal para practicar todoterreno, pero es tal la fuerza bruta, que ese detalle pasa absolutamente por alto. 

No hay más que ver el vídeo adjunto a la noticia, en el que un Mustang GT estándar intenta subir esa cuesta con barro antes mencionada, con poco éxito (como era probable), mientras que el MUDstang la supera sin ninguna dificultad. 

Parece evidente que, además de la enorme diferencia de potencia entre ambos contendientes, los neumáticos más grandes jugaron un papel definitivo a la hora de declarar un vencedor absoluto. 

Ford Mustang 2018 primera prueba

Independientemente de lo poco que se puede aprender sobre técnicas todoterreno en la grabación, lo cierto es que merece la pena ver un coche tan loco, que demuestra que las preparaciones tienen como único límite el presupuesto que el cliente maneje. 

A continuación, te dejamos con otro vídeo. En este caso, se trata del Ford Mustang Mach-E 1400, una preparación sobre el SUV eléctrico de la marca del óvalo, que también te va a dejar impresionado.